quinta-feira, julho 08, 2010

Imprensa espanhola diz que Fúria já é campeã




Acima, veja a capa e abaixo leia o editorial do diário espanhol Marca desta quinta-feira, que diz: "Aconteça o que acontecer domingo, somos os melhores do Mundo''. O texto, naturalmente, em espanhol, e eu não vou me aventurar a traduzir, mas pelo menos a ideia geral o leitor compreenderá.


La selección española firmó anoche uno de los mejores partidos de toda su historia. No se puede decir que fue el mejor porque, viendo jugar a este equipo, cabe pensar que el mejor encuentro de todos los tiempos está por llegar y que será el domingo ante Holanda.


Pero más allá de lo que suceda en la gran final, La Roja es ya, por derecho propio, el mejor equipo del mundo. El ciclo que se inició hace dos años con la consecución de la Eurocopa ha tenido una brillantísima continuidad hasta llegar a Sudáfrica. Primero, con una fase de clasificación que se saldó con suficiencia y superioridad. Y, ahora, con una manera de jugar y entender la competición que no tiene parangón en el resto de selecciones.


Incluyendo el primer partido, el del accidente contra Suiza, España ha jugado todos los encuentros manteniendo un estilo propio basado en el buen gusto, el dominio del balón, el ataque y el orden defensivo. Porque no hay que olvidar que si somos la selección del toque y el fútbol alegre, lo somos también de la seguridad. Un gran portero y unos zagueros de lujo han sido, históricamente, la base de cualquier selección que quiera llevarse un Mundial. Y España lo tiene. Eso y más.


El partidazo de anoche adquirió un valor especial no sólo por lo que significa el pase a la final. También por el simbolismo que representa haber tumbado a una potencia mundial como Alemania, un enemigo que ha escrito con letras de oro su nombre en la historia de la Copa del Mundo.


Ahora, falta Holanda. Habrá que encarar la final con la humildad que merece el rival y el partido. Pero también con la seguridad y confianza que da el tener un grupo de jugadores irrepetible. Estamos ante la gran oportunidad del fútbol español. Se hace difícil pensar que La Roja no va a aprovecharla.

Nenhum comentário: